Artículos publicados

¿Cómo aprovechar las oportunidades comerciales de Internet?

Para las empresas, Internet es un vendedor de muy bajo costo que trabaja las 24 horas, los 365 días del año. Veamos algunas pautas para aprovecharlo...

El tráfico de Internet viene creciendo a pasos agigantados año tras año. Cada vez más gente recurre a la web para ver el clima, el saldo del banco, buscar un lugar para ir de vacaciones, etc.

Y, para las empresas, la red representa un excelente vehículo de difusión y comercialización de todo tipo de servicios y productos a muy bajo costo.

En Internet desaparecen los costos derivados de la exposición física de productos, operando con stocks inferiores a los que requieren la distribución con establecimientos, se minimiza el costo de actualización y distribución de catálogos (al ser los mismos virtuales), se contacta directamente con los clientes, mejorando la capacidad de construir relaciones, y se puede ajustar la oferta a la evolución del mercado, añadiendo productos y modificando las condiciones de venta en tiempo real.

Por todas estas ventajas, cada día se siguen sumando más vendedores virtuales. Así, con los millones de sitios web que ya existen (y los que se siguen creando), ¿cómo lograr que los clientes vean el nuestro?

La visibilidad es el primer paso para conseguir clientes online. Entonces, tendremos que competir con otros miles que pretenden ofrecer lo mismo que nosotros. Veamos, a continuación, algunas pautas de estrategia comercial online para ganarnos el clic del navegante.

Relevancia del nombre del sitio

En primer lugar, deberíamos elegir un nombre de dominio de manera inteligente. Tener el producto relacionado al nombre del dominio ayudará a que los consumidores lo recuerden e ingresen a nuestra web.

Publicidad online

Publicitar en sitios web frecuentados por nuestros potenciales clientes aumentará la posibilidad de que nuestro anuncio gane la atención.

En general, los sitios venden publicidad con el sistema de "Pagar Por Clic" (PPC), es decir, sólo tendremos que pagar por el anuncio si un navegante hace clic en él.

Existen servicios que nos ayudarán a supervisar los resultados del PPC. Con ellos, podemos fijar un tope por día, administrar un gasto distinto por múltiples campañas, y establecer horas, regiones o países en que el anuncio debe aparecer.

Obviamente, a mayor cantidad de horas y países de exposición, mayor será el presupuesto. Así, lo ideal es conocer los hábitos de tráfico de nuestros potenciales clientes y tener presencia sólo en esos momentos.

Uno de los principales sitios que generan tráfico web es Google, quien con su sección de enlaces patrocinados (Google Adwords) utiliza el sistema antes descripto para figurar en los mejores lugares del buscador.

Google Adwords es muy sencillo de utilizar y ofrece múltiples funcionalidades para ejecutar campañas online efectivas.

Analizar la tasa de conversión publicitaria

Es importante controlar cuánto hemos gastado en poner anuncios en los sitios frecuentemente visitados por nuestros clientes.

Debemos verificar cuántas veces fueron expuestos nuestros anuncios, cuántas veces hicieron clic en ellos, cuántos clientes llegaron por los anuncios y, finalmente, cuántos compraron.

Existen servicios que nos permiten supervisar las transacciones de PPC y cuántas de éstas acaban en ventas.

Desde luego, nos interesa saber si nuestros anuncios han llegado a los consumidores a los que apuntábamos y si ésto nos ha permitido obtener una ganancia.

El hecho de que mucha gente haga clic en un anuncio no necesariamente significa que la inversión haya sido efectiva. Una alta tasa de ingresos podría provenir de spammers, que no representan clientes genuinos, pero que engrosan el caudal de tráfico.

Estar primero en Google

Estar primero en Google con los términos de búsqueda relacionados con nuestro producto nos asegurará un gran caudal de potenciales clientes.

Entonces, al pensar en las palabras claves que definirán a nuestro sitio, preguntémonos: ¿qué es lo que nuestros potenciales clientes buscan?

Definir nuestro sitio con una sola palabra o una frase muy general no nos permitirá alcanzar las posiciones privilegiadas. Debemos utilizar palabras clave específicas que describan perfectamente nuestro producto o servicio.

Para esto, podemos utilizar las herramientas de muestreo de relevancia de palabras que provee gratuitamente Google Ads. Este servicio nos permite ver el volumen de búsqueda de cada palabra.

A través de esta herramienta, quizá descubramos que algunas palabras que considerábamos importantes, no son muy buscadas. Así, podremos reemplazarlas por otras, que incrementen nuestra visibilidad.

Links recíprocos

Algunos sitios nos ofrecen la posibilidad de colocar un link a nuestra web a cambio de poner un enlace a la de ellos. Esto es lo que se llama "links recíprocos".

Esta puede ser una buena forma de incrementar nuestra visibilidad, a condición de que el intercambio se realice con un sitio de calidad.

Si conseguimos que un sitio muy visitado coloque un link al nuestro, mejoraremos nuestra imagen en Google y subiremos posiciones en las búsquedas.

La mejor forma de analizar esto es a través de la herramienta Page Rank de Google. En general, conviene tener links recíprocos con sitios de igual o mejor Page Rank que el nuestro, salvo excepciones por causas comerciales.

El hecho de tener links recíprocos ayuda al ranking en los buscadores. Un link a nuestro sitio es, para Google, una declaración de que nuestro contenido es relevante, y eso nos hará figurar en mejor posición en las búsquedas.

Landing Page

Debemos asegurarnos que la sección donde los potenciales clientes accedan a través de los buscadores sea lo suficientemente clara. Diversos estudios señalan que un navegante sólo dedica un par de segundos a cada búsqueda.

Si no encuentra rápidamente lo que buscaba, se irá del sitio.

El contenido

Debemos asegurarnos de tener un contenido útil, atractivo y actualizado para nuestro mercado objetivo. Mientras la consistencia de las palabras claves es importante para los buscadores, si nuestro sitio no tiene información útil, no conseguiremos la confianza de los clientes (o la gente que entró una vez no lo repetirá).

Artículo publicado en:

Universidad Nacional del Litoral Universidad Nac. del Litoral

Volver